miércoles, 11 de noviembre de 2009

JULIO!, JULITO!, JULIO! – Julio Iglesias en Santo Domingo, Nov. 5, 2009

por Víctor Rodríguez.
¡Julio!, ¡Julito!, ¡Julio! Así le llaman los dominicanos dondequiera que se lo encuentran, según contaba él a su público del Palacio de los Deportes el pasado día 5 de noviembre. Y lo contaba con un orgullo y con una satisfacción tal, que podía hacer sentir envidia a cualquier dominicano de nacimiento.

Este señor, siendo el cantante hispano más conocido en el mundo y uno de los 10 mayores vendedores de discos en toda la historia de la música (más de 300 millones), con más de 2,600 discos de platino y oro, y ganador del primer disco de diamante otorgado por Guinnes en el año 1983, no descansa en su labor de embajador sin salario de nuestro país. Heredó de su padre el amor por la República Dominicana y lo multiplicó por un millón. Se nacionalizó como dominicano y aquí ha formado hogar con su esposa Miranda y sus cuatro hijos, y ha creado su círculo de amigos. “Y es nuestro embajador de mayor trascendencia a nivel planetario”, según palabras del síndico Roberto Salcedo, de quien hace poco el cantante recibió el Escudo Heráldico, la más alta distinción que entrega la Sindicatura del Distrito nacional.

Ahora él llega y amenaza con dar su último concierto. No podíamos faltar… por si acaso… Lamento que mi madre no pudiera acompañarme por razones ajenas a su voluntad. Pero al fin pude saciar esa curiosidad que por años tenía de saber qué se sentía en un concierto suyo.

Con cada canción comprendía mejor por qué Julio había logrado tanto éxito. Su comunicación con el público es tan personal, tan íntima… que no deja huecos que permitan salirse de su show. Y su forma de cantar es tan… única… que mantiene a todos en vilo... y no hay forma de seguirlo!! Por ratos, pausada. Por ratos, explosiva… pero a tiempo… más bien canta con su alma utilizando su voz como instrumento. Y la banda, impecable. Como una brisa fresca.

Las canciones Baila Morena, Ni te tengo, La Gota Fria, A media Luz, Echame a Mi la Culpa, Me Olvidé de Vivir, Galicia (dedicada a su padre), De Niña a Mujer (a su hija), Manuela, All of You (con beso en tiempo real), La Cumparsita, La Carretera, Divorcio, I Want to Know What Love Is (su versión), Abrázame, Hey, La vida Sigue Igual, To all the Girls I Loved Before (a dúo con Oscar de la Renta!), Can´t Help Falling in Love, Agua Dulce, You are Always on My Mind, Agua Dulce – Agua Salá, Que No se Rompa la Noche, Quijote (a dúo con el Mayimbe Fernando Villalona), fueron parte del extenso repertorio coreado por la multitud. Fernando, por su parte, estuvo a la altura. Un show bien equilibrado y muy bien acogido.

CONCIERTO ALTAMENTE RECOMENDADO!! Para cuando tengan otra oportunidad...

Fotos: Fuente externa.