domingo, 26 de diciembre de 2010

Padre Rogelio Cruz encabeza almuerzo navideño con palomos en Cristo Rey, Santo Domingo

por Rafi Pinales.
Este mediodía fue celebrado en la Casa de la Cultura de Cristo Rey el tradicional almuerzo con "palomos" que cada año organiza la Fundación Padre Rogelio Cruz junto a la Casa de la Cultura de Cristo Rey, con la finalidad de traer un momento de alegría a este segmento poblacional desahuciado por la sociedad.

Unas 40 personas fueron recogidas de las calles de Cristo Rey, barrios aledaños y hasta del Malecón de Santo Domingo, para compartir un rato con ellos y escuchar su parecer sobre la situación actual de la vida en las calles. Algunas de estas personas obtienen sus ingresos mendigando, mientras otras reciben propinas por realizar tareas menores. Estos ingresos lo dedican en su mayoría al juego y al consumo de alcohol o sustancias controladas. Se mostraron muy agradecidos de ser tomados en cuenta cada año por estas instituciones.

El Padre Rogelio expresó que estas personas no deben ser discriminadas ni maltratadas ya que son sólo enfermos, y que lo que necesitan es orientación y tratamiento. Les instó a hacer uso de su fuerza de voluntad para tratar de cambiar su estilo de vida. Presentó a un joven que vivió en esas condiciones y que desde hace un tiempo se ha reintegrado a la sociedad, obteniendo una fuente fija de ingresos y formando su familia. También presentó algunos objetos confeccionados en la escuela de manualidades de la Fundación, en la que están siendo acogidos algunos de ellos.

Como invitado a esta actividad participó Luis "El Gallo", presidente del partido Unión Demócrata Cristiana (UDC), quien también dirigió palabras de motivación a los presentes, al igual que el locutor Nelson Gutiérrez, recién ganador del Micrófono de Oro que otorga el Círculo de Locutores Dominicanos, en la categoría Entrevistador de Televisión. Tony Estrella, director de la Casa de la Cultura de Cristo Rey, también les dio la bienvenida y dijo algunas palabras de motivación.

Los invitados, además del almuerzo, compartieron un juego de dominó y recibieron servicios de peluquería.